GERMAN GP

Arenas y Fernández buscan un punto de inflexión en Alemania

Los pilotos españoles pelearán en Sachsenring por revertir la racha de abandonos de las últimas dos carreras

 

Tony Arbolino rompió en Assen la lista de 12 carreras consecutivas con ganadores diferentes en la categoría pequeña del Mundial. No hubo ganador 12+1 por 45 milésimas, las que separaron al italiano Lorenzo dalla Porta de su primera victoria esta temporada. Dalla Porta, a pesar de ello, salió con una sonrisa de los Países Bajos al recortar 16 puntos a su máximo rival en la lucha por el título, Aron Canet. El piloto español no pudo pasar de la duodécima posición en Assen e igualó su peor resultado de la temporada. La igualdad y la ausencia de un gran dominador en la categoría hacen que, tras repartirse 200 puntos en las primeras ocho carreras de la temporada, Canet ostente el liderato con solamente 107. En una categoría en la que todo puede pasar, será importante llegar en las primeras posiciones al parón veraniego.

Albert Arenas y Raúl Fernández buscarán un punto de inflexión en Alemania para olvidar cuanto antes las dos carreras de Barcelona y Assen, donde el equipo no ha podido ver plasmado en la clasificación todo el trabajo que ha desarrollado a lo largo del fin de semana. Los dos llegan a Sachsenring empatados a 30 puntos y cerca del top 10 de la categoría. Fernández se quedó sin terminar en Assen, por segunda carrera consecutiva, al verse envuelto en un incidente con otros pilotos, pero guarda un buen recuerdo de Alemania, donde el año pasado compitió como sustituto de otro piloto y logró terminar entre los diez primeros. Su compañero de equipo Arenas también ha vivido grandes emociones en Sachsenring, donde llegó a liderar la carrera el año pasado, aunque no pudo convertir ese dominio en un buen resultado al irse al suelo a falta de siete vueltas. Los dos esperan terminar el fin de semana con una buena sensación antes de las vacaciones.

 

Albert Arenas: “Tengo ganas de competir en Alemania, tener dos carreras seguidas nos ayuda a tener una nueva oportunidad después de lo que sucedió en Assen. Lo vamos a aprovechar para trabajar al cien por cien desde el viernes, para salir concentrados desde el primer momento el sábado y para rematar en la carrera el domingo. El trabajo con el equipo está siendo cada vez mejor y eso nos ayudará también”.

Raúl Fernández: “Sachsenring es un circuito que me gusta mucho y donde competí ya el año pasado en el Mundial como sustituto de otro piloto. Se me dio bastante bien y tengo muchas ganas de volver allí, hice una gran carrera para terminar en el top 10. Este año estamos trabajando bien y por factores que no dependen de mí no estoy teniendo suerte. El equipo y yo estamos dando el máximo y es cuestión de tiempo que llegue un podio. Lo que no está en nuestra mano no lo podemos controlar, pero daremos el máximo dentro de nuestras posibilidades. Antes de la carrera he decidido resetear, he desconectado para plantear un fin de semana que espero que sea bonito”.