ARGENTINA GP

Inicio apretado del gran premio de Argentina

Los pilotos del Ángel Nieto Team concluyen la primera jornada de entrenamientos a poco más de un segundo de la cabeza

 

El gran premio de la República Argentina ha dado comienzo con una primera jornada de entrenamientos muy apretada, en la que del segundo al vigésimo cuarto piloto hay una diferencia de tan sólo un segundo. Sólo el italiano Enea Bastianini se ha conseguido destacar hoy del resto, con un crono de 1:50.397, todavía lejos de la mejor vuelta dada al circuito por Miguel Oliveira, en 2015 (1:48.461). La poca actividad del circuito en los meses previos a la carrera deja la pista con suciedad que cuesta de limpiar en el primer día. Jorge Martín, primer líder de la temporada después de la victoria en Qatar, ha arrancado desde la quinta posición, con el segundo clasificado de la general Aron Canet en la decimocuarta.

 

Los pilotos del Ángel Nieto Team han concluido la primera jornada de pruebas en el Autódromo Termas de Río Hondo a poco más de un segundo de la cabeza, en un día en el que la igualdad ha sido la tónica. Andrea Migno, que en la última vuelta estaba rebajando en medio segundo su mejor crono, se ha visto afectado por el tráfico en los dos últimos sectores y se ha dejado unas décimas clave en una clasificación tan ajustada. Por su parte, Albert Arenas se ha subido a la moto por primera vez desde su operación de clavícula y se ha sentido cómodo sobre su KTM desde el primer momento. El español continuará mañana dando pasos adelante para intentar lograr la mejor clasificación en parrilla posible.

 

 

16º Andrea Migno 1:51.449 (29 vueltas): “Ha sido un buen día de trabajo en Argentina, pero nos está costando un poco encontrar la mejor configuración y tendremos que seguir intentando conseguir la mejor puesta a punto posible. Mi última vuelta estaba siendo un buen giro, estaba rebajando mi crono en medio segundo, pero me he encontrado un poco de tráfico al final. Estaba bastante fuerte, pero bueno, es normal”.

 

19º Albert Arenas 1:51.587 (25 vueltas): “Me encuentro feliz de estar encima de la moto de nuevo y de sentirme bastante bien. Una vez me he puesto el casco me he olvidado de todo el tema de la lesión. El primer entrenamiento me lo he tomado con prudencia, la pista patinaba bastante. En el segundo hemos mejorado mucho, tenemos buenas sensaciones y hemos exprimido al máximo la situación. Veo que aún podemos mejorar y me siento bien, queda ver cómo me encontraré mañana después de toda esta actividad de hoy. Lo importante es no darle muchas vueltas y concentrarnos en este fin de semana. Estamos escalando poco a poco y mañana seguiremos en ello”.