DUTCH GP

El Ángel Nieto Team viaja a Assen para continuar la línea ascendente

El equipo español de MotoGP afronta la octava prueba de la temporada con el objetivo de seguir creciendo después del mejor fin de semana del año

 

El Mundial de MotoGP se cita con la historia este fin de semana, con un gran premio de Holanda que año tras año sigue desafiando a la tradición. Si en 2016 se corrió por primera vez en domingo en vez celebrar las tradicionales carreras del sábado, en 2018 se compite por el triunfo ya en julio, en vez de a finales de junio. La catedral del motociclismo, la única que ha albergado la ceremonia del Mundial desde que este comenzara en 1949, tiene a tres de los mejores pilotos de la historia del motociclismo como los más triunfadores en su palmarés: Ángel Nieto consiguió el triunfo en los Países Bajos en15 ocasiones, por las 14 de Giacomo Agostini y las 10 de Valentino Rossi. El italiano precisamente cumplirá en Assen un año desde su último triunfo y volverá a luchar por subir a lo más alto del podio frente a rivales como Marc Márquez o Jorge Lorenzo, que llega en racha tras su doble triunfo con Ducati en Italia y Barcelona.

 

El Ángel Nieto Team viaja a los Países Bajos con el objetivo de continuar la línea ascendente de las últimas dos carreras, en especial la de Barcelona, que fue la mejor del equipo esta temporada al terminar Álvaro Bautista noveno y Karel Abraham decimotercero. La de Assen es una pista de la que el checo guarda un buen recuerdo de 2017, cuando consiguió su mejor resultado de la temporada, una séptima posición en una prueba que comenzó en seco pero que terminó con lluvia. Este año, los dos intentarán volver a mostrarse sólidos y contundentes como en Barcelona pero desde los entrenamientos cronometrados, la asignatura que ambos se marcan para mejorar y así tener que evitar el sobreesfuerzo de una gran remontada en la prueba del domingo.

 

 

Álvaro Bautista: “Llegamos a los Países Bajos después de dos carreras en las que hemos entrado en el top 10 con dos grandes remontadas. La asignatura pendiente sigue siendo el entrenamiento cronometrado, porque luego en carrera llegamos con ritmo y buenas sensaciones, pero nos hace falta salir delante. La de Assen era una de mis pistas favoritas con el trazado antiguo, pero ahora ha perdido un poco la gracia. Con tanto cambio de dirección, lo más necesario es una moto manejable, así que trabajaremos desde el viernes para lograr la mejor puesta a punto posible y mejorar en los entrenamientos para llegar bien a la carrera. Vamos con mucha motivación, como en las últimas pruebas, a ver si podemos seguir esta línea ascendente que llevamos”.

 

Karel Abraham: “El año pasado nos fue muy bien en Assen, tuvimos un gran fin de semana. La carrera comenzó en seco, pero luego empezó a llover y algunos pilotos ralentizaron la marcha. Yo no frené y pude remontar bastantes posiciones para entrar séptimo y conseguir mi mejor resultado de la temporada. Tengo ganas de ir allí, es un circuito que me transmite buenas vibraciones”.