ITALIAN GP

Mugello abre el gran premio de Italia

El Ángel Nieto Team arranca la prueba italiana con Álvaro Bautista vigésimo primero y Karel Abraham vigésimo segundo

 

El Autodromo Internacional de Mugello ha abierto el gran premio de Italia con una jornada soleada en la que dos sobresaltos han alterado el orden habitual del día. El segundo entrenamiento del día para los pilotos de MotoGP se ha visto interrumpido en dos ocasiones, la primera por una caída del italiano Michelle Pirro al final de la recta de meta, en la primera curva, y la segunda por problemas mecánicos con la moto de Andrea Dovizioso. En esta sesión tan atípica, el más rápido ha sido el piloto local Andrea Iannone, con un crono de 1:46.735, el único capaz de bajar de 1:47. Tras él, Maverick Viñales y Marc Márquez cierran la primera fila virtual de la parrilla, aunque casi a medio segundo del italiano.

 

El Ángel Nieto Team ha arrancado el gran premio de Italia con la vigésimo primera posición de Álvaro Bautista y la vigésimo segunda de Karel Abraham. El español se ha quejado de falta de agarre delantero con su Ducati, lo que le impide girar bien la moto y poder dar el máximo. El aspecto positivo es que tanto él como su equipo técnico trabajan para solucionarlo y volver a las buenas sensaciones de Jerez o Francia. Por su parte, su compañero de equipo Karel Abraham ha resaltado que todavía tiene margen de mejora en su vuelta rápida a la pista, ya que las banderas rojas han alterado sus planes en la segunda sesión y considera que podía haber bajado su tiempo en varias décimas.

 

 

21º Álvaro Bautista 1:48.524 (37 vueltas): “No me he encontrado hoy muy a gusto con la moto, me falta poder girar un poco mejor de delante. En los cambios de dirección necesitamos más agarre delantero, porque además el trasero no es que sea fantástico. En Jerez y en Francia tenía algo más de apoyo delantero y podía hacer girar mejor la moto. Lo bueno es que tenemos identificado el problema y ahora toca trabajar en las soluciones.

 

22º Karel Abraham 1:48.573 (28 vueltas): “Creo que no ha sido un mal día, a pesar de que me he levantado con dolor de garganta hoy y estoy con antibióticos. No estoy al cien por cien físicamente pero en la pista no me molesta mucho. Estamos mejorando vuelta a vuelta, pero en el segundo entrenamiento ha habido dos banderas rojas y nos han complicado los planes: en la primera venía marcando un tiempo de alrededor de 1:47, mientras que en la última salida estaba en un grupo de varios pilotos y en cada vuelta algún piloto me ha molestado al frenarse delante de mí, lo que me ha vuelto a impedir mejorar mis tiempos. En Francia estábamos al límite, aquí sé que todavía tenemos margen, así que esperamos mejorar mañana”.